Páginas

lunes, 19 de mayo de 2014

Colcha de crochet

Hola chicos! Cómo habéis empezado la semana? Espero que muy bien. Yo hoy tengo el día libre así que he querido aprovechar para publicar una entradita rápida en el blog y así enseñaros en lo que estoy trabajando desde que llegué a Dublín. Cómo muchos sabéis, poco antes de irme empecé a hacer crochet. Me está gustando mucho y con el frío que hace aquí se me ocurrió hacer un gran proyecto pero a la vez sencillo. Así que me puse manos a la obra. Fui a una tienda del barrio que venden lanas bastante baratas y empecé a hacer cuadritos granny como una loca, bicolores! De momento me queda mucho trabajo por hacer, porque con tanto jaleo no cuento con un sofá cómodo y relajante para sentarme y hacer crochet, pero en los ratos que he ido encontrando he ido tejiendo la manta que está creciendo de manera asombrosa! Aquí os dejo una foto para que veáis un pequeño avance! Os deseo una feliz semana a todos!


lunes, 5 de mayo de 2014

Chiqui ha hecho las maletas

Hola chicos! Cómo va todo? Yo estoy muy perdida, ya lo sé, pero los acontecimientos de los últimos meses se han desarrollado de tal manera que no me he parado a renovar y publicar nuevas entradas para mi blog. Y para no crear misterios, os paso a relatar lo que ha sido de mi estos meses.

Todo ocurrió cuando me despidieron de mi último trabajo, fue en primavera del año pasado, ya llevaba tiempo pensando que la situación que tenía era algo insoportable y que me impedía desarrollarme en muchos aspectos: el profesional porque había estudiado una carrera que prácticamente no me ha servido para nada, el personal porque por la falta de dinero me impedía independizarme y miles de motivos más que no quiero enumerar porque sé que muchos de los que me estáis leyendo sabéis bien de lo que hablo. Así que, en verano me dije a mi misma: "esta situación tiene que cambiar, tienes que buscar otras oportunidades" y después de mucho pensarlo, decidí que era el momento de coger las maletas e irme. El lugar por el que me decidí fue lo más sencillo, ya había vivido allí años atrás y tenía muchas ganas de volver: Dublín.

Cuando llegué aquí, fue con el miedo de las posibilidades reales de encontrar trabajo, porque después de cinco años mi inglés no era el mismo (era bastante peor) y también tenía que tener en cuenta que Irlanda es un país al que la crisis  ha afectado de una manera muy considerable y en estos momentos se encuentra haciendo frente a grandes reajustes. Pero a pesar de todo, confiaba en mi plan, y tenía que hacer todo lo posible porque saliera bien. El primer mes lo pasé en una academia de inglés, pensé que era un buen inicio para conocer gente y sobre todo, para ponerme al día con el idioma. Pasado este periodo, empecé a recorrer como loca las calles de la ciudad repartiendo curriculum a diestro y siniestro. Es un trabajo duro, pero lo que yo pensaba era que por lo menos, gracias a todo lo que andaba al día no iba a engordar ni un gramo! Y al cabo de estar tres semanas repartiendo curriculum por todo sitio que se me ocurrió empezaron a llegar las llamadas. Las primeras entrevistas no resultaron bien, de hecho empecé a pensar que no había sido una buena idea venir aquí y tendría que haber elegido otro lugar, pero de repente, llegó, me citaron para una entrevista y desde entonces estoy trabajando en este restaurante, el trabajo es sencillo pero me ha permitido mejorar el idioma de manera asombrosa, que a veces ni yo misma lo creo y lo que es más importante me ha permitido vivir por mis propios medios.

Por otra parte, mientras buscaba trabajo también he estado cambiado de alojamiento constantemente. Estuve los dos primeros meses en una residencia de estudiantes, después unas dos semanas en un hotel (si es que lo podemos llamar así, porque qué horror de sitio), después me mudé a un apartamento pero con un precio tan elevado que he tenido que cambiar a otro lugar y al que me mudé hace un par de semenas. Lo bueno de estas mudanzas que yo sólo viajo con mis maletas y algunas cajas, lo que lo facilita enormemente el hecho en sí.

También me gustaría deciros, que aunque sí es cierto que aqui encontrar un trabajo puede resultar más fácil, no es oro todo lo que reluce. Aquí es todo mucho más caro, los impuestos que retienen son muy altos... Asimismo es cierto que yo he tenido suerte, porque he conocido a algunas personas que vinieron buscando lo mismo que yo y se han tenido que volver porque no encontraban nada. En fin... con esto sólo quería que os hicíerais una idea de porqué no he visitado vuestros blogs estos meses. Espero con el tiempo volver a asentarme de manera más o menos fija en algún lugar y volver a publicar aunque fuera una vez por semana, pero lamentablemente creo que esto no va a ser posible. Sigo adelante con mis labores, de hecho ya estoy preparando la entrada con mi último cuadrito de punto de cruz y también estoy haciendo cositas de crochet, así que espero poder seguir mostrando en el blog todo lo que hago y sobre todo, lo que echo de menos es pasar alguna que otra tarde visitando los blogs amigos de los que tanto he aprendido!